Cómo congelar calabacines

, , ,


El calabacín es una hortaliza tremendamente versátil. La puedes usar para una gran variedad de platos diferentes, ¡te será de gran utilidad para alimentar a toda tu familia! Por eso no debes preocuparte de comprar grandes cantidades, así que si ves una buena oferta en el mercado no te lo pienses y hazte con un buen arsenal.

La forma más fácil de conservar el calabacín es congelarlo. El calabacín congelado tarda muy poco tiempo en guardarse y es perfecto para usar en comidas durante todo el año. Pero, ¿cómo se congela el calabacín? Vamos a echar un vistazo.

Cómo congelar calabacines crudos

Hay quien opine que hay que escaldar el calabacín primero, pero yo creo que esto lo hace más blando que si lo congelas sin escaldar. Así que mejor prueba a congelarlo crudo.

Puede cortarlo en rodajas, en dados o desmenuzarlo antes de congelarlo. Si encuentras que tu calabacín está muy húmedo, puede intentar secar o exprimir el exceso de humedad.

El calabacín tiende a perder su forma un poco después de congelarse, así que por lo general lo podrás utilizar en platos donde no importe usar el calabacín desmenuzado. Incluso puedes usar calabacín rallado en la sopa, ¡éste se derrite y nadie sabrá que está ahí!

Si estás cortando o picando, es posible que desees congelar el calabacín en una sola capa en una bandeja para hornear galletas. Con esto conseguirás que las piezas no se peguen entre sí y puedas medir la cantidad que necesitas con mayor facilidad.

También puedes pre-medir, llenar y etiquetar tus bolsas de congelación para que más adelante puedas sacar exactamente lo que tu receta favorita requiere.

Cómo congelar calabacín rallado

¿Sabes cuál es una forma fantástica de congelar calabacines rallados? ¡En bandejas de magdalenas! Son bandejas con 6 o 12 compartimentos en el que puedes meter cierta cantidad de calabacín rallado.

Puedes utilizar una bandeja para magdalenas de silicona y llenarla con aproximadamente 1/2 porciones. Cuando lo tengas métela en el congelador.

Congela los calabacines hasta que estén 100% sólidos para que los trozos triturados no se suelten al retirar los «muffins» de la sartén. ¡Ahora tienes 1/2 porciones para usar en tus recetas favoritas!

Consejos para el almacenamiento de calabacines congelados

Estos ‘muffins’ de calabacín se guardan fácilmente en bolsas de congelador, ¡y puedes meter muchos de ellos en una bolsa grande!

Si tienes un sellador del vacío, son fantásticos para conseguir sacar todo el aire hacia fuera y prevenir que al calabacín congelado se le formen porciones de cristales del hielo.

Los calabacines congelados deben durar por lo menos 8 meses en tu congelador, ¡justo a tiempo para la próxima temporada de calabacines!

Anterior

¿Deberías comer caquis? Descubre sus propiedades

¿Cómo secar las hierbas aromáticas?

Siguiente

Deja un comentario