¿Se puede congelar la gelatina? ¡No te pierdas estos consejos!

,


La gelatina es un postre muy común en todo el mundo disfrutado tanto niños como adultos. Este postre con sabor a fruta es una de las opciones más fáciles para tomar en familia o servir a los invitados.

Pero la pregunta que te puede surgir es, ¿se puede congelar? La respuesta es sí. Puedes congelar la gelatina. Pero en este caso habrá que matizar algunos detalles. En este post encontrarás algunos consejos para aumentar la vida útil de este sabroso postre.

¿Qué debes saber sobre la gelatina?

Este postre azucarado puede ser usado para una variedad de recetas. No obstante, una de las formas más comunes es comerlos directamente de una taza.

Los sabores de gelatina están hechos principalmente de frutas variadas. De hecho, la gelatina se come de maravilla con algunas frutas mezcladas. Básicamente, la gelatina es un postre que es colorido, dulce y tiene en la mayoría de los casos sabor a fruta.

¿Cómo se forma la gelatina?

La gelatina se forma a través de la formación de enlaces entre las moléculas de gelatina. Ahora bien, estos enlaces no son como los enlaces covalentes por excelencia, sino que la red es un tanto semifuerte que forma la estructura gelatinosa.

El componente principal de la gelatina es el colágeno. El colágeno proviene de la grasa de cerdo o de vaca por lo general. Sin embargo, para los veganos también existen gelatinas hechas de grasas vegetales.

¿Se puede congelar gelatina?

Bueno, la respuesta es sí, puedes congelar gelatina. Si congelas gelatina, la calidad del producto no se deteriorará, pero lamentablemente su sabor sí.

En resumen, congelar la gelatina no la arruinará sino que provocará algunos cambios en ella. Pero puedes quedarte tranquilo sabiendo que la gelatina congelada es segura para que la consumas.

La siguiente pregunta que deberías hacerte es: ¿debo congelar gelatina?

La razón por la que te preguntarás si se puede congelar la gelatina es para aumentar su vida útil. Desafortunadamente, la congelación de este alimento no aumentará su vida útil. Se mantendría tal cual.

¿Qué pasa después de congelar la gelatina?

Dado que los enlaces son de naturaleza semifuerte, es natural que los enlaces dentro de las moléculas puedan romperse o reformarse. Esto es lo que pasa cuando congelas gelatina. Las consecuencias no son precisamente malas, pero la experiencia podría serlo.

Existe la posibilidad de que el sabor de tu gelatina se deteriore una vez que la congeles. Como vimos anteriormente, la gelatina se forma a través de la formación de enlaces entre las moléculas. A través de la congelación estás jugando con la temperatura, y la baja temperatura hace que los enlaces entre las moléculas de la gelatina se rompan.

Después de esto, la gelatina pierde su estructura y no se ve tan atractiva visualmente. Lo mejor es no congelar la gelatina específicamente si vas a servirla para una fiesta. La imagen de la gelatina con aspecto derretido no será del todo apetecible para los invitados.

Pero sí, la calidad de la gelatina no se deteriorará después de la congelación. Pero te enfrentarás a dos repercusiones de congelar la gelatina: no tendrá un buen aspecto y el sabor no permanecerá igual.

Congelar gelatina

¿Cómo se puede estropear la gelatina?

Un postre que incluye un alto nivel de azúcar y agua se estropea después de un cierto período de tiempo. Mantener los vasos de gelatina dentro de la nevera no asegurará la longevidad de la gelatina. Se estropeará de todos modos cuando llegue el momento.

La consistencia de la gelatina cambia cuando se congela, sin embargo, la calidad no lo hace. Pero después de un intervalo definido de tiempo, la consistencia y la calidad sí que cambiarán.

Entonces, ¿cómo determinar cuándo la gelatina se vuelve incomestible? La regla general es tirar la gelatina después de 7 a 10 días de haberla preparado.

Ya sea gelatina casera o un vaso de gelatina comprado en la tienda, no debes comerla después de 10 días. Por lo tanto, la gelatina se mantendrá comestible hasta los 7 o 10 días posteriores. Se pudrirá o estropeará después de este tiempo sin importar la forma en que se almacenen.

No obstante la gelatina puede estropearse antes de este tiempo. Esto sucederá debido al constante cambio de temperatura.

La longevidad también varía en función del tipo de ingredientes utilizados para la gelatina. Cuando pruebes la gelatina y sientas un sabor amargo o picante en lugar de dulce, te darás cuenta de que es hora de tirar la gelatina.

Si no quieres arriesgarte puedes comprobar si hay líquidos acuosos que ocupen el espacio de la gelatina. Si esto sucede sabrás que la gelatina se ha vuelto incomestible.

Sé consciente de esa situación y no te comas esa gelatina de ninguna manera, ya que podría conducir a una intoxicación alimentaria.

Si compras vasos de gelatina sellados, esta permanecerá intacta durante más de 10 días. Una vez que la abras, ya no podrás guardarlo durante más de 10 días. Es mejor comprar tazas pequeñas de gelatina y no abrirlas hasta que las comas por completo. De lo contrario, no tiene sentido desperdiciar alimentos.

Consejos para aumentar la vida útil de la gelatina

En una situación ideal cuando almacenas la gelatina correctamente verás que dura 10 días. Pero por lo general, el sabor se vuelve amargo al sexto o séptimo día.

Cuando compres gelatina en la tienda, es aconsejable que la guardes en el refrigerador. Simplemente colócalas en los vasos y cúbrelas con una plástico.

Esto mantendrá la humedad alejada de la gelatina. No saques la gelatina a menos que quieras comerla. Y recuerda, si cambia constantemente la temperatura la gelatina no permanecerá intacta.

Otro aspecto importante es saber cuándo guardarlas en la nevera y cuándo no. Cuando compres gelatinas en la tienda y veas que no está refrigerada, es mejor mantenerla fuera de la nevera en contenedores sellados. Pero si las compras en el refrigerador de la tienda lo mejor será refrigerarlas.

Independientemente de donde guardes la gelatina, asegúrate de que la temperatura no supere los 23 ºC. En estos casos la longevidad de la gelatina no será tan alta a pesar de mantenerla en un contenedor sellado.

Se puede meter la gelatina al congelador

Para resumir, sí, técnicamente se puede congelar gelatina, pero no conseguirás ningún beneficio haciéndolo. La gelatina perderá su estructura viscosa y no tan sabrosa como antes de congelarse. Así que lo recomendable sería no congelar la gelatina, ya que afectará negativamente a su aspecto y sabor.

Anterior

Los 12 mejores sustitutos de la maicena

Cómo conservar ajos correctamente

Siguiente

Deja un comentario