Los 4 mejores sustitutos de la leche condensada

, ,


Los sustitutos de leche condensada hechos en casa pueden ser tan deliciosos como el original, y también te ahorrarán un viaje a la tienda.

Estas alternativas pueden no tener exactamente el mismo sabor que la original, pero pueden hacerse en un abrir y cerrar de ojos. La leche condensada dulce y cremosa es a menudo el ingrediente que hace que un postre destaque. Afortunadamente, si te quedas sin ella en casa, hay algunas alternativas excelentes como la leche de vaca, la leche en polvo, la leche no láctea y la crema de coco, entre otras.

Leche de vaca

Teniendo en cuenta que la leche condensada es esencialmente leche que ha sido reducida, la forma más sencilla de recrear la leche condensada es hacerla tú mismo utilizando leche de vaca normal.

Lleva una taza de leche de vaca con media taza de azúcar a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva. No dejes que la leche hierva. Una vez que el azúcar se haya disuelto completamente, pon la mezcla a la temperatura más baja posible hasta que la cantidad total de líquido sea la mitad de lo que comenzó.

Una vez que el líquido se haya reducido a la misma consistencia que la leche condensada, retíralo del fuego. Para darle sabor, agregua dos cucharadas de mantequilla y unas gotas de esencia de vainilla y bátelo.

Leche en polvo

La leche en polvo puede ser tan espesa como quieras. Añade un poco de agua a la leche en polvo hasta que alcance la consistencia de la leche condensada. Luego calienta el líquido y el azúcar juntos de la misma manera que en el puntoa nterior; agregua mantequilla y esencia de vainilla para darle sabor una vez que esté fuera del fuego.

Leche no Láctea

Una gama de leche no láctea puede funcionar en recetas alternativas sin lácteos para la leche condensada. Si tienes tiempo libre, prueba con leche de almendras, soja, avena y coco y vea cuál prefieres.

Una buena proporción es 1 taza de leche no láctea, una taza de azúcar y una cucharada de harina de maíz. Calienta la leche y el azúcar juntos de la misma manera que la leche de vaca. Haz la harina de maíz en una pasta espesa con un poco de agua. Retira la leche reducida del fuego, añade la pasta de harina de maíz y revuelve hasta que la mezcla espese.

Crema de Coco

Otra alternativa sin leche, la crema de coco, puede ser un rico y delicioso sustituto de la leche condensada. Asegúrate de tener en cuenta los sabores ligeramente diferentes que la leche de coco puede aportar a un postre, y añade azúcar al gusto.

Con estas 4 alternativas puedes salir del paso si te quedas sin leche condensada o si prefieres experimentar. También es muy útil si no puedes tomar esta variedad de leche por alguna razón, podrás preparar un sustituto para tus postres.

Anterior

Cómo conservar berenjenas correctamente

El impresionante perfil nutricional de las batatas

Siguiente

Deja un comentario