6 sustitutos del calabacín para usar en tus recetas

, ,


El calabacín es una hortaliza que se puede incorporar en una gran variedad de platos. Cuando está de temporada su precio es muy económico, permitiéndonos cocinar recetas a un bajo coste.

Te permite cocinar platos calientes con el calabacín como ingrediente principal o usarlo como guarnición de otro plato. Es un alimento muy versátil.

Los calabacines clásicos tienen la piel de color verde, pero no son la única variedad. Se pueden encontrar en tonalidades blancas y amarillas e incluso con forma redonda en lugar de alargada.

Debido a su gran cantidad de usos puede darse el caso de que no tengas calabacín en casa y la receta que vayas a preparar lo necesite. En ese caso te traigo unas cuantas alternativas con las que salir del paso.

Si no tienes calabacín en tu despensa mira si tienes algunas de estas alternativas. Con que tengas una de ellas podrás continuar con la receta (adaptando lo que sea necesario). Y si tienes varios de estos alimentos podrás optar por el que mejor te encaje.

1. Berenjenas

Hay países en los que comprar calabacines es complicado. Ya sea porque tienen poca presencia en ese país o porque su precio es muy elevado una buena alternativa para esos lugares es la berenjena.

En concreto la berenjena asiática es un buen sustituto. Tanto su tamaño como su textura resultan similares a los del calabacín.

Sin embargo las berenjenas europeas no son tan buena alternativa. La piel de estas variedades es más dura y esto supondrá una diferencia respecto al calabacín.

Un punto a favor de la berenjena es su sabor tan intenso. Aportará sabor a tu receta y conseguirá que te olvides del calabacín.

2. Calabaza de chayota o patata china

Esta variedad de calabaza es muy común en México (con el nombre de chayote) y en España se la puede encontrar bajo el nombre de patata china o calabaza de chayota.

Su forma es diferente a la del calabacín pero se trata de una buena alternativa. Su sabor se puede asemejar al pepino y parte con la ventaja de que no tiene casi semillas en su interior.

También está muy presente en países asiáticos y si la encuentras en el mercado será una buena opción de compra. Te servirá para reemplazar al calabacín o para hacer tus propias recetas con esta hortaliza.

3. Calabaza amarilla

La calabaza amarilla es otra gran alternativa para tus recetas. Se trata de otra hortaliza de la familia de las calabazas y ofrece unos resultados similares.

Su aspecto es un poco diferente pero pueden ser utilizadas fácilmente como sustitutas del calabacín. De hecho, aunque tengas calabacines en casa, no es mala idea utilizar ambas verduras. Aportarás más sabor a tu plato.

4. Calabaza bonetera

Esta curiosa variedad de calabaza tiene una forma redondeada y ligeramente plana. Pueden aparecer de color verde, amarillo o blanco, siendo este último el más popular.

No es tan buena alternativa como los alimentos anteriores pero puede resultar un buen sustituto si en tu receta lo vas a hornear o freír.

También puedes comer este tipo de calabaza en crudo, convirtiéndose en un ingrediente muy original para una ensalada fría.

5. Calabaza

Si bien la textura de la calabaza clásica es diferente a la del calabacín, puede ser una gran alternativa para algunos platos.

Este alimento tan versátil y sabroso funcionará a la perfección para sopas, purés y postres. Si lo que buscas es saltearlo te costará más de cortar que el calabacín, pero una vez lo tengas lo podrás saltear y freír.

El sabor de la calabaza es muy característico y mejorará cualquier receta en la que lo incluyas. También puedes combinar ambos alimentos en el mismo plato.

6. Pepino

El pepino es la solución perfecta para los platos fríos en los que quieras incluir el calabacín. Este alimento fresco es ideal para componer ensaladas.

No podrás sustituirlo para platos calientes ya que su textura no se asemeja a la del calabacín. Pero si te gusta experimentar en la cocina puedes probar a servir el pepino en un plato caliente.

El sabor también es diferente, por lo que es una buena opción para momentos en los que no hay otra alternativa. Pero si dispones de alguno de los otros alimentos que hemos hablado en el post será mejor opción que el pepino.

El calabacín es un ingrediente muy utilizado durante los meses de verano, pero se puede encontrar en el mercado cualquier mes del año. Debido a la gran variedad de opciones que ofrece se utiliza en muchas recetas, por lo que es interesante conocer algunas alternativas.

Se trata de un alimento muy sano que merece la pena seguir incluyendo a tus recetas del día a día.

Anterior

Mejores sustitutos del azúcar: Descubre estas 9 alternativas

Deja un comentario